Sobre mí

Amar

Afecto

Jugar

Autenticidad

El amar, el juego, el afecto y la autenticidad no son solo la naturaleza de mi trabajo, sino también los caminos que he elegido para vivir. El terapeuta, en primer lugar, debe conocerse y explorarse a sí mismo. Cada terapeuta tiene una forma de trabajar y transporta su manera de ser, adaptadas profesionalmente, a las sesiones. Por lo tanto, identifiqué rápidamente estas inclinaciones en mi trabajo.  


Una sonrisa y una mirada acogedora, un abrazo, un toque e incluso la imposición de límites desde el amor, del juego, del afecto y de la autenticidad, son características de mis acompañamientos. A lo largo de mi trayectoria como terapeuta, me he descubierto a mí misma como una "terapeuta del relacionarse".


Comprendí que poder relacionarse desde un lugar seguro es, por sí mismo, terapéutico y transformador y que proporcionar un espacio en el que la persona se permite descubrir y reinventarse, junto a alguien que se acepta como es, es revolucionario.


Hay un dicho que dice que "el afecto es revolucionario".  Y puedo asegurarles que una vez que lo sientes, la vida se convierte en una revolución.


Así que, usando la curiosidad genuina, la escucha terapéutica sensible, la habilidad de amar y abrazar los afectos, proporciono preguntas que amplían las narrativas y ayudan en el proceso de descubrir la autenticidad.

El amar es revolucionario.

¡Qué viva la revolución del amor!

La aceptación del afecto,

¡Y la autenticidad!

16_edited.png